Con sabor agridulce…

El motivo de haber comenzado esta aventura “bloguera” y paralizarla es sencillo, hemos sufrido un ataque informático… eso que sólo vemos en las noticias o películas, pues nosotros lo vivimos en primera persona.

 Alguien entró en una de nuestras cuentas de correo con la simple intención de demonizar y llenar la web de injurias y calumnias, atentando contra nuestro honor y la reputación de nuestro proyecto.

Llegando a crear un perfil falso, utilizando nuestro logo y nombre (e incluso enlaces a nuestras cuentas) y haciendo todo el daño que ha sido capaz.

 Quizá sorprende que un proyecto con tan poco tiempo tenga imitadores de algunas de sus creaciones, es curioso el caso de una  empresa que lleva muchos años y de gran reputación que ofrece como una de sus “creaciones originales” un PayPay al que pusimos un trozo de cinta y en el que escribimos nuestros nombres y la fecha de nuestra propia boda…

Pero quizá no esperábamos que nadie quisiera hacer tanto daño a un proyecto de manera gratuita. Cabe recordar que parece que la persona está identificada (no os olvidéis que cualquier acto en la red deja rastro).

 Solamente daros las gracias, a lectores, colaboradores, enamorados, profesionales del mundo de la boda, hackers, organizadores, proveedores que ya son más que eso, copiones, wedding planners, amigos, prometidos, solteros y a todo aquel que hace que cada día se perfile más y mejor este proyecto, que se cumpla la ilusión que era ser lo que somos y…

 En especial a esa persona que pasó la madrugada del sábado 5 al domingo 6 intentando hacer daño, gracias por el tiempo invertido, muack!

Anuncios